El toque humano: Crear aplicaciones Ultrabook™ en una era post-PC

Por Matthew Baxter-Reynolds

Descargar el artículo o ver el video

Descargar El toque humano: Crear aplicaciones Ultrabook™ [PDF 715KB]
Ver Cómo la experiencia de usuarios de varias regiones influye al sistema táctil en Ultrabook


Estamos acostumbrados a interactuar con nuestros smartphones y iPads* de Apple con sistema táctil. Sin embargo, cuando usamos una computadora de escritorio o portátil, normalmente utilizamos un teclado o un mouse. Como la capacidad táctil está teniendo mayor disponibilidad en más dispositivos Ultrabook, Intel llevó a cabo un programa de investigación para comprender mejor si la gente usaría las capacidades táctiles, y cómo lo haría, en dispositivos más tradicionales como notebooks.

Para arruinar el final, los resultados fueron positivos, muy positivos, en realidad.  A los usuarios que se les presentó una forma de interactuar con sus computadoras a través del sistema táctil, el teclado y el mouse, les resultó una forma de trabajo extremadamente natural y fluido. Una usuaria la describió con la palabra simpatico-literalmente, que su computadora estaba en sintonía con ella y era comprensiva ante sus demandas.

Echemos un vistazo a la investigación que llevó a cabo el equipo de Intel y luego veamos cómo podemos trasladar a nuestras aplicaciones lo que aprendimos a partir de esa información.

Alcance del problema

Es muy fácil deslumbrarse por el atractivo de desarrollar aplicaciones para smartphones o crear un nuevo sitio web elegante. Sin embargo, la realidad es que la mayoría del software desarrollado en el mundo corporativo se relaciona con aplicaciones internas, patentadas del rubro comercial. Ser capaz de optimizar estas aplicaciones existentes para el sistema táctil puede significar beneficios reales como la habilidad de lograr nuevas aplicaciones con la capacidad táctil en mente.


Quién y dónde


Daria Loi, Ph.D. condujo la investigación. Ella ocupa el puesto de gerente de UX Innovation en Intel y está interesada especialmente en cómo las personas utilizan y se adaptan a las nuevas tecnologías en la interacción con el usuario

La investigación de Daria se realizó con individuos de Estados Unidos, Brasil, Italia y China. En cada caso, ella y su equipo de trabajo se esforzaron en reproducir el entorno del sujeto lo más cercano posible. Por ejemplo, en China, es típico que los usuarios utilicen su dispositivo en la cama, entonces se reorganizó el entorno de la prueba para simular una habitación.  Se llevó al sujeto a través del mismo conjunto de ejercicios-específicamente, cambiando los ajustes, creando una diapositiva de Microsoft Office PowerPoint*, escribiendo un mensaje de correo electrónico, navegando y buscando, haciendo compras online, haciendo una llamada con video y recortando una imagen. Los sujetos que realizaron la prueba eran una mezcla de esos que diariamente utilizan sistema táctil (por ejemplo, a través de un smartphone o una tableta) y aquellos para los cuales el sistema táctil era algo nuevo.

El equipo descubrió que los usuarios utilizarían naturalmente el sistema táctil, el mouse o entrada de panel táctil, o el teclado según la tarea en cuestión.   Este hallazgo fue el más importante que resultó de la investigación. Las señales inconscientes instruyeron al sujeto en cuanto al enfoque óptimo paso a paso. Este comportamiento ocurre en todos lados en escenarios normales, sin sistema táctil. Considere situaciones en las cuales podría presionar un método abreviado de teclado para guardar un documento pero utiliza el mouse para hacer clic en un ícono de la barra de herramientas. La introducción del sistema táctil trae otro vector que los usuarios pueden elegir en cada paso en una tarea compleja. El toque es una cosa básica y orgánica, lo cual resulta favorable para las necesidades de los usuarios. Los usuarios considerarán la necesidad de activar un botón determinado; simplemente pueden alcanzarlo y tocarlo, tanto como podrían hacerlo con un objeto en el mundo real,  si ese enfoque se adapta a ellos en ese momento.

Recuerda que si bien la gente habla generalmente del sistema táctil como algo “sofisticado”, no lo es. Es nuestra capacidad más básica como seres humanos.

Probablemente debido a que el tacto es una cosa tan natural, los usuarios informaron que el sistema táctil transforma a la portátil de un dispositivo de trabajo en un dispositivo de juego. Daria y su equipo sintieron que eso era así porque el sistema táctil le permite a la gente sentirse inmersa en una notebook y transformarla en algo que dan muchas ganas de utilizar. (A pesar de la asociación implícita con el trabajo, todavía querían el teclado). La Figura 1 muestra el análisis de los tipos de interacción.


Figura 1. Interacción con el dispositivo según tipo de entrada


El sistema táctil también permite una nueva forma de interacción: “mover rápidamente”. Por medio del “desplazamiento dinámico”, un golpe con el dedo rápido e inmediato puede desplazar una lista a una gran distancia en comparación con el uso de la rueda de un mouse. El desplazamiento de grandes distancias utilizando un mouse por lo general es algo tedioso. Utilizar una barra de desplazamiento con un panel táctil muchas veces resulta tedioso y difícil de usar. Sin embargo, deslizar con el dedo no lo es. Es simple y efectivo al mover rápidamente en largas distancias.


Portabilidad
Algo importante para esta clase de dispositivos, los usuarios informaron que aunque les gustaría deshacerse de los paneles táctiles, y en cierta medida, del mouse, no les gustaría deshacerse de sus teclados. Con los dispositivos Ultrabook, Intel ha estado trabajando para hacer la propuesta de la notebook incluso más portátil.  El sistema táctil colabora con esto. En lugar de tener que transportar la notebook y el mouse, el usuario solo lleva la notebook. (Por supuesto, esto es similar a la forma en que siempre funcionaron los teclados de las portátiles). Los investigadores de Intel descubrieron anteriormente que los usuarios suelen tener una actitud hostil hacia los paneles táctiles porque su manera de funcionar es meticulosa y antinatural. Los paneles táctiles representan un compromiso en los factores de forma de la notebook, mientras que el sistema táctil no lo es. El sistema táctil es una capacidad de entrada de primera clase, tal como lo es el teclado.


Como parte de este elemento del trabajo, el equipo quería entender cómo los sujetos se sentirían con respecto a las computadoras convertibles y, por extensión, las tabletas. Por lo general, los sujetos no estaban dispuestos a deshacerse de sus teclados, incluso si solo se trataba de una desconexión temporaria del dispositivo. A los dispositivos convertibles, a pesar de no ser testeados directamente, los sujetos del análisis los consideraron apropiados. Lo que quedó en claro, es que los sujetos generalmente querían mantener el espacio de productividad del trabajo y aún aumentarlo.

Sabiduría convencional
Cuando se aborda el sistema táctil, la sabiduría convencional sugiere que es un fracaso desde que salió porque a la gente le resulta incómodo llegar a la pantalla. El equipo descubrió que de hecho esto no es así, y todos los sujetos adaptaron su comportamiento para apoyar esta nueva forma de entrada mediante un cambio de posición para estar cómodo,  apoyándose en la superficie de trabajo disponible, etc. De hecho, debido a la dualidad de trabajo con el sistema táctil, el mouse o el panel táctil, los sujetos eran capaces de alternar entre un modo y el otro según cómo se sentían. Lejos de incorporar el llamado “brazo de gorila", los usuarios mostraron niveles de confort drásticamente mayores al trabajar de esta manera.

Otra cuestión de sabiduría convencional que Daria deseaba explorar era la idea de que tocar la pantalla inclinaría al dispositivo completo hacia atrás. De hecho, lo que el equipo descubrió es que los sujetos eran cuidadosos, y hasta seguros y tocaban con la presión adecuada para registrar su intento sin empujar el dispositivo o inclinar la pantalla hacia atrás sobre las bisagras.

Citas textuales de los usuarios
Antes de ver cómo se aplica la optimización del sistema táctil a las aplicaciones, echemos un vistazo a los comentarios de los sujetos:

“Me ENCANTA la interacción sin tener todos estos periféricos (el mouse, el panel táctil). . . . ¡Tienes que hacer que me lleve esto a casa conmigo!” (Marcus, 49-Estados Unidos)

Mientras señala la pantalla táctil: “Me gusta tanto el sistema táctil que cada tanto me olvido de que no puedo hacer eso en mi computadora". (Susan, 33-Estados Unidos)

“Me gusta el desplazamiento porque puedes mover tu mano e ir más rápido". (Betty, 22-Estados Unidos)

“¡Ah! . . Esto es fácil. . . . Es casi como leer tu mente. Lo piensas y lo haces. Solo tócalo.” (Pamela, 49-Estados Unidos)

“Es más fácil ir directamente allí y hacer clic con el dedo”. (Franco, 21-Italia)

“La interacción de tocar la pantalla y presionar un botón tiene algo que lo hace sentir más atractivo". (Sonia, 26-Estados Unidos)

“Más inmediato, más rápido. . . …más amigable”. (Alessandra, 44-Italia)

“Tener una portátil con sistema táctil es tener una portátil con una marcha extra”. (Pino, 35-Italia)

“Realmente me gusta. . . te libera”. (Kyle, 30-Estados Unidos)

“Parece más. . . conectada”. (Jacob, 39-Estados Unidos)

“Hace la experiencia más interactiva”. (Marcus, 49-Estados Unidos)

“Estaría bueno tener como una variedad. . . cambiar un poco. . . más que estar atrapado en un lugar” (mientras señala el mouse). . . todo el tiempo” (Mark, 37-Estados Unidos)

“Parece más cómodo. . . utilizar el mouse, creo que me tensionaría un poco la muñeca”. (Kyle, 30-Estados Unidos)

“Incluso me gusta ergonómicamente. . . se siente mejor extenderse hacia delante de ti que estar moviéndote constantemente al costado”. (Jodie, 25-Estados Unidos)

“De hecho, prefiero [la pantalla] apoyada antes que plana (como con la tableta). Crea un paisaje más ergonómico”. (Meredith, 32-Estados Unidos)

“El mouse me frustra mucho, así que cada vez que puedo usar el sistema táctil. . . lo hago”. (Sonia, 26-Estados Unidos)

“Me gusta el sistema táctil, pero para escribir prefiero la sensación del teclado”. (Marcus, 49-Estados Unidos)

“Creo que los paneles táctiles son medio molestos". (Jacob, 39-Estados Unidos)

“Hace la experiencia más interactiva”. (Marcus, 49-Estados Unidos)

“Estaría bueno tener como una variedad. . . cambiar un poco. . . más que estar atrapado en un lugar” (mientras señala el mouse). . . todo el tiempo” (Mark, 37-Estados Unidos)

“Parece más cómodo. . . utilizar el mouse, creo que me tensionaría un poco la muñeca”. (Kyle, 30-Estados Unidos)

“Incluso me gusta ergonómicamente. . . se siente mejor extenderse hacia delante de ti que estar moviéndote constantemente al costado”. (Jodie, 25-Estados Unidos)

“De hecho, prefiero [la pantalla] apoyada antes que plana (como con la tableta). Crea un paisaje más ergonómico”. (Meredith, 32-Estados Unidos)

“El mouse me frustra mucho, así que cada vez que puedo usar el sistema táctil. . . lo hago”. (Sonia, 26-Estados Unidos)

“Me gusta el sistema táctil, pero para escribir prefiero la sensación del teclado”. (Marcus, 49-Estados Unidos)

“Creo que los paneles táctiles son medio molestos". (Jacob, 39-Estados Unidos)

“Estuve usando ESE [panel táctil], y es muy tedioso". (Pamela, 49-Estados Unidos)

“Ni bien nos sentamos aquí pensé que usaría el mouse más de lo que lo estoy usando. Me sorprende que no lo haga.” (Alma, 47-Estados Unidos)

Aplicaciones en la compañía

Por lo general, las empresas tienen una mezcla de aplicaciones que se desarrollan internamente o se compran a proveedores (quizás con personalización) y otras aplicaciones que son intranet/extranet basadas en la red o aplicaciones de escritorio. La habilidad de optimizar las aplicaciones para el sistema táctil varía según la clase de aplicación. Además, las aplicaciones tienen distintos públicos dentro del negocio, quienes a su vez tienen acceso a diferentes formas de hardware. Los empleados que pasan mucho tiempo en la calle suelen tener notebooks. Los empleados que trabajan principalmente desde la oficina normalmente tienen computadoras de escritorio.

Una segunda consideración importante para hacer es si el público de la aplicación está totalmente formado por personas que utilizan notebooks o si hay una mezcla entre computadoras portátiles y de escritorio. Si el uso se basa exclusivamente en la portátil, no tienes que considerar la capacidad de activar o desactivar la optimización táctil.

Sin embargo, la optimización táctil no se trata necesariamente de hacer algo que se pueda tocar. Por ejemplo, cuando se usa el sistema táctil, los “destinos” de la interfaz de usuario (IU)  (botones, campos, etc.) necesitan ser mayores para compensar la pérdida de precisión. Pero cuando agrandas las cosas, pierdes espacio. En las aplicaciones que necesitan un abordaje mixto a la entrada, es conveniente activar la optimización táctil (por ejemplo, hacer todo más grande) o desactivarla.

Si se trata de una aplicación heredada o una nueva ingeniería el esfuerzo no tiene relevancia directa con el trabajo de optimización táctil. Podrás construir un negocio cuantificado en torno a la optimización táctil sin importar si estás modificando software existente o llevando a cabo un nuevo proyecto.

Las siguientes dos secciones se enfocan en maneras de introducir la optimización del sistema táctil a las aplicaciones de escritorio y de red.

Capacidad táctil en aplicaciones de escritorio

Si volvemos a mirar la forma en que los sujetos abordaban la capacidad táctil, ellos tendían a usar el sistema táctil y el mouse dependiendo de factores sutiles sin ser conscientes.  Lo que esto nos dice es que el modo de operación más cómodo no es uno en el que estemos insistiendo para que usen un método u otro, sino que es indeterminado. Un usuario puede hacer clic en un botón en una forma utilizando el mouse el 80% del tiempo y utilizar el sistema táctil el 20% un día y revertir este patrón al día siguiente. No importa cual sea el diseño, tiene que adaptarse a cualquier modo de entrada. Por supuesto, si fracasas en el diseño y lo terminas haciendo según la decisión del usuario sobre la entrada, sin duda generará frustración.

Por cierto, la elección de plataforma y marco de trabajo que se utiliza en la construcción de la aplicación probablemente no es relevante al hablar de optimización táctil. Por ejemplo, Java* y Microsoft .NET son igualmente capaces de apoyar a desarrolladores que incorporan el sistema táctil ya que ninguna plataforma lo considera un modo de primera clase de brindar entrada a una aplicación. (En el momento de escribir, eso es verdad. Con el tiempo, es probable que esta visión cambie a medida que el sistema táctil se abra paso hacia atrás desde los dispositivos posteriores a la PC hasta el hardware para PC). Por lo tanto, cualquier trabajo que tengas que hacer lo tendrás que hacer tu mismo, aunque ese trabajo no suele ser pesado. Realmente, todo lo que estás tratando de hacer es ser amable con el usuario.

Destinos
Para las aplicaciones de escritorio, la consideración más importante es el tamaño del destino. Muchas aplicaciones están basadas en la forma y tales aplicaciones suelen tener fama de estar apretadas.

El sistema táctil depende de que el sistema operativo sea capaz de intuir donde quieres hacer clic considerando el área que presionas con el dedo como "aproximada". Mientras que el mouse siempre registra una coordenada exacta en un solo píxel bajo la zona activa del cursor, el sistema operativo supone que la entrada desde una pantalla táctil es imprecisa probablemente y por consiguiente lo compensa. Por ejemplo, si la pantalla táctil reporta que presionaste justo afuera de un campo, el sistema operativo puede elegir interpretar esto como un clic en el campo, porque es más probable que quieras hacer clic dentro del campo que fuera de él. Por lo tanto, una manera de ayudar al sistema operativo es espaciar los campos para esos toques afuera de ellos, se asignen más confiadamente como intenciones de hacer clic dentro de los campos. Lo mismo sucede con los botones.

Otra forma de ayudar a los sistemas operativos es haciendo campos más grandes por la simple razón de que un campo más grande es más fácil de pulsar. Sin embargo, generalmente la presentación estándar de los botones y campos tienen un tamaño inapropiado para las operaciones con sistema táctil o mouse.

A menudo, se estrechan las formas porque los ingenieros de software quieren lograr todo en una sola forma, entonces, es fácil encontrar aplicaciones con formas complicadas o confusas. Cuando estés realizando una optimización táctil de este tipo de forma, te puede resultar apropiado salir de la funcionalidad individual con pestañas. Por supuesto, tienes que hacer las pestañas de un tamaño apropiado. Por defecto, las pestañas normalmente son demasiado pequeñas porque los diseñadores generalmente las consideraban un elemento secundario de la interfaz de usuario. Con la optimización táctil, transformas ese elemento secundario en un elemento primario al hacerlo más grande.

Las barras de herramientas y los menúes son otra cosa a considerar. Los menús generalmente son administrados por el sistema operativo, y por lo tanto, puedes suponer que el sistema operativo interpretará el sistema táctil de manera óptima cuando se trabaje con menús. Dicho esto, como es probable que el usuario tenga un teclado, puedes elegir hacer que algo de tu trabajo de optimización táctil incluya más aceleradores de teclado para manejar el menú y de este modo reducir generalmente la necesidad de usar el menú.

En cuanto a las barras de herramientas, es posible que los botones sean demasiado pequeños. Las barras de herramientas son necesarias, pero los desarrolladores suelen hacerlas lo más pequeñas como sea posible porque son una característica secundaria en comparación con la visualización de los datos con los que estás trabajando.

El gran problema con las barras es la información sobre las herramientas. Introducido en Microsoft Windows* 95, estos consejos le permiten a los usuarios usar el mouse para obtener una comprensión más profunda sobre la función de un botón. (Aunque una imagen vale más que mil palabras, los íconos de la barra de herramientas a menudo son crípticos). La investigación del equipo no incluyó una prueba para saber si los usuarios aprovechan esta información sobre las herramientas, pero es fácil suponer que los usuarios que quieren saber para qué es un botón lo mantendrían presionado y esperarán que aparezca más información. Esta funcionalidad seguramente es factible pero ten en cuenta que el dedo y la mano del usuario ocultarán la pantalla alrededor del botón, etc. Por lo tanto, debes tener en cuenta a dónde mostrarás la información sobre la herramienta. Como la información sobre herramientas es una característica estándar de la mayoría de bibliotecas de barras de herramientas, este cambio de presentación puede demandar trabajo adicional.

Las aplicaciones para escritorio tradicionales a menudo dependen de formas y cuadros de diálogo emergentes. La única consideración aquí es que la gente con frecuencia quiere mover y cambiar el tamaño de estos elementos. Por supuesto, el sistema operativo hará eso por ti. Por otra parte, el sistema operativo debería hacer un buen trabajo por sí mismo manejando la interacción táctil en subtítulos y bordes. Por lo tanto, verifica que tu aplicación funciona de manera adecuada con respecto a esto afuera del cuadro.

Otros tipos de aplicaciones
Demasiado sobre aplicaciones de formas básicas. ¿Qué hay sobre aquellas aplicaciones con interfaces más nuevas y especializadas?

De tanto en tanto, los desarrolladores crean interfaces con la expectativa de que los usuarios arrastrarán elementos en torno a sus interfaces o las desplazarán. Los diagramas de Gantt y las vistas de programas son buenos ejemplos de este tipo de interfaz. En primera instancia, debes considerar el tamaño del destino, tal como lo harías con una forma normal.

En segunda instancia, puedes tener problemas donde el sistema operativo es limitado en cuanto a la ayuda que te puede dar para la interpretación de la ubicación del sistema táctil. Cuando se pide al sistema operativo que muestre una forma, tiene una comprensión de la construcción de esa forma y por lo tanto es capaz de tomar decisiones como, “el usuario hizo clic en un área vacía, supongo que en realidad quería hacer clic en este campo”. Si personalizas toda la interfaz, el sistema operativo solo ve una superficie de representación sin un significado más profundo. Por lo tanto, puede que tengas que replicar la coincidencia aproximada que el sistema operativo hace en tus propios controles personalizados.

Hacer zoom y desplazar
Los sistemas operativos normalmente interpretan las intenciones de desplazamiento de manera apropiada. Aunque es una palabra de advertencia. Si utilizas bibliotecas de control de terceros en tu aplicación, puedes meterte en problemas. Aunque el sistema operativo sabe que uno de sus controles de cuadro de lista es un cuadro de lista y puede inferir una intención de desplazamiento, eso puede no ser algo obvio para un control de terceros. Dicho esto, lo que generalmente sucedería es que el desplazamiento funcione correctamente, ya que incluso los controles de terceros tienden construir y extender los controles regulares del sistema operativo.

Un área donde te puedes encontrar trabajando más es el zoom. “Pellizcar para hacer zoom en los dispositivos táctiles es natural, pero no hay soporte incorporado para eso en los controles estándar.
Nota: Como desarrollador, si estás trabajando en la optimización táctil, no tienes la libertad de moverte entre el sistema táctil y el mouse. Es un hecho de que cualquier cosa que hagas funcionará con un mouse. Tienes que controlar si una acción funciona con el sistema táctil.


Capacidad táctil en aplicaciones de red

Al considerar el sistema táctil en las aplicaciones de red, en general estamos hablando sobre las mismas reglas que para las aplicaciones de escritorio en cuanto al tamaño de destino y la ubicación. Los campos necesitan ser más grandes y estar más espaciados. Sin embargo, desde una perspectiva de ingeniería es probable que sea más fácil hacer esas modificaciones porque el diseño HTML está diseñado para ser más dinámico y los ajustes acertados a  la hoja de estilos en cascada (CSS) pueden demandar un poco de trabajo para implementar el cambio realmente.

Las aplicaciones de red tienden a ser más simples que las de escritorio, al menos el tipo de aplicaciones que encuentras en las empresas. Puedes encontrar más formas ingeniosas de construir interfaces en las aplicaciones Web 2.0. Las aplicaciones de red de las empresas son por lo general basadas en formas sin interfaz de usuario terriblemente sofisticada, compleja y personalizada. Por lo tanto, luego de haber negociado la optimización versus el tamaño de destino y el vector de ubicación, deberías estar bastante bien establecido.

Sin embargo, hay algunos trucos en estas aplicaciones. Uno importante es que no es probable que el explorador a elección tenga una optimización táctil, particularmente si la organización ha estandarizado un antiguo explorador por razones de compatibilidad. Windows* Internet Explorer* 10- el explorador determinado que proporcionará Windows* 8 y Windows* RT-será optimizado con sistema táctil. Las versiones anteriores de Internet Explorer no lo están. Otros exploradores probablemente no lo serán. Esto sugiere que probablemente probar y modificar un trabajo de optimización táctil sea más difícil con las aplicaciones de red.

El gran problema con la optimización táctil de una aplicación de red es que los enlaces suelen ser demasiado pequeños para que los usuarios los toquen con confianza. En situaciones donde el usuario está utilizando un explorador con optimización táctil, es probable que el explorador haga un trabajo decente en cuanto a interpretar las intenciones táctiles del usuario. Sin embargo, si el usuario no está seguro de que su toque tendrá el efecto deseado, esto dañará la experiencia y limitará el valor de todo el trabajo hecho. Los enlaces simples deberían evitarse en las aplicaciones de red y ser reemplazados por botones. (Estos botones no necesitan ser tan grandes. Ante todo, estás buscando aumentar la confianza. Sin embargo, el espaciado sigue siendo importante). Otra vez, gracias a la hoja de estilos en cascada, a menudo los enlaces se pueden estilizar automáticamente.

Los cuadros de diálogo y las ventanas emergentes aparecen en las aplicaciones de red de vez en cuando pero con menor frecuencia que sus primos de escritorio. Sin embargo, aquí también rigen las mismas reglas. Asegúrate de que la gente pueda moverlas de un lado a otro y cambiarles el tamaño. Hasta con un explorador optimizado para el tacto, es poco probable que obtengas mucho apoyo como la funcionalidad, pero es más fácil hacer artefactos como subtítulos de diferentes tamaños en comparación con las aplicaciones de escritorio.

Conclusion

Es cada vez más común encontrar personas que trabajan en el desarrollo de software hablando sobre la “experiencia del usuario”. Lejos de ser una idea de moda o una concesión para permitir que los desarrolladores ignoren las necesidades de los usuarios, la mayor comprensión del impacto del software en los usuarios es un factor que se viene dando por la maduración de la industria. Los desarrolladores y los patrocinadores de proyectos tienden a estar más involucrados y ser más comprensivos por cómo se sienten los usuarios con respecto al software que les piden utilizar.

Lo que queda claro a partir de la investigación de Daria y su equipo es que la experiencia del usuario se puede mejorar drásticamente al involucrar el sistema táctil. Convierte un dispositivo de trabajo en un dispositivo de juego, y en un escenario comercial, eso no es para nada malo. En lugar de pensarlo como un juego, piénsalo como un software que se sale del camino y le permite a la creatividad del usuario pasar al frente.

Este artículo contempló la investigación y su conclusión, pero también exploró cómo las aplicaciones heredadas y las nuevas se pueden optimizar con el sistema táctil. Los usuarios tenderán a alternar entre operaciones con el sistema táctil y el mouse sin ser conscientes de eso. Puedes entregarle valor a la aplicación haciendo destinos más grandes y trabajando con el espacio. Recuerda mantener tus esfuerzos de prueba enfocados en el sistema táctil, confiando en que la manipulación más tradicional con el mouse funcionará a pesar de todo. De cualquier manera, con un pequeño esfuerzo, puedes utilizar el sistema táctil para entregar mejores aplicaciones, más comprometidas y más irresistibles a la base de tu usuario.

Más sobre Daria Loi

Daria Loi es una diseñadora, arquitecta con experiencia de usuario con liderazgo creativo, apasionada por el diseño participativo, la investigación etnográfica y basada en la práctica, las interfaces de usuarios naturales y la administración creativa. En Intel, ella tiene un puesto como gerente de UX Innovation en la Sección de Soluciones para Clientes de PC. Antes de tener este puesto, trabajó como investigadora científica en los Laboratorios Intel y en Intel Digital Home Group. Antes de Intel, trabajó como arquitecta en Italia, investigadora senior en RMIT University e investigadora principal en el Instituto de Información Interactiva de Australia. Daria realizó un doctorado en Administración y una licenciatura en arquitectura con especialización en diseño industrial.

Para obtener información más completa sobre las optimizaciones del compilador, consulte nuestro Aviso de optimización.
Etiquetas: